Cuando el 24 de junio de 1935 se estrella en Medellín el avión en que viajaba Carlos Gardel, la noticia conmueve al mundo. A la difusión masiva de sus discos, se había sumado desde 1931 la gran repercusión popular de sus películas. Todo ello eclosionó en la gira que había emprendido por Latinoamérica, y que acabaría inesperadamente en Colombia, provocando convocatorias populares nunca antes registradas, y que sólo volverían a registrarse con la aparición de los Beatles.
¿Cuáles fueron las circunstancias que hicieron posible semejante fenómeno? ¿Cómo construyó este artista el tango cantado, música de fusión de definida presencia internacional? ¿Cómo el pequeño inmigrante francés logró sintetizar en la cosmopolita Buenos Aires de comienzos del siglo XX la extraordinaria oferta musical sustentada en las migraciones internacionales y nacionales que se desparramaron por las salas de espectáculos de la ciudad? ¿Cómo se lanzó a la conquista de los principales centros internacionales, y logró imponerse como uno de los grandes referentes del canto popular?

viernes, 28 de enero de 2011

John Iversen: "excuse me, Don Carlos"


Iversen, John - El Norte Americano Que Canta Tango CD Cover ArtJohn Iversen es un estadounidense. A  los 61 años ha grabado un disco de tangos en castellano. El disco (que se titula “el norteamericano que canta tango”, y contó con la ayuda del multifacético Leandro De Rosa) incluye once canciones, entre las cuales figuran unas cuantas del repertorio gardeliano: “Rubias de New York”,  “Mi Buenos Aires Querido”, “Por una cabeza” y otras. Asimismo, aparecen otros clásicos del género como “Sur” y… “Blue Moon”!                                                  
John vino por primera vez a Buenos Aires en 2004 y fue aprendiendo español, en ésa y sus seis visitas siguientes.
¿Cómo conoció la música de Gardel?
“Estaba acá justo un 11 de diciembre, aniversario del nacimiento de Carlos Gardel y Día Nacional del Tango, y pudo ver varias películas del prócer por televisión. Nunca antes había oído hablar de él, y quedé fascinado”.
Con un antiguo paso por la música en su juventud –supo ser parte de Dreams Die Hard, una banda de rock-, el norteamericano se dedicó, una vez jubilado, a viajar por el mundo. Tras un paso por Uganda, en donde estuvo ayudando a recaudar fondos para un hogar de huérfanos de sida, en 2004 se radicó en Argentina.
“El es mi inspiración (por Gardel,nos). En 2005 fui a su tumba, donde hice meditación para pedirle permiso para cantar sus canciones. Y también fui al cementerio a cantarle en sus cumpleaños. Siempre hablo de él en Estados Unidos: allá poca gente lo conoce. El tango canción no es muy apreciado: lo que más se escucha es Piazzolla y tangos instrumentales. Yo trato de explicarle a la gente quién es Gardel. Les digo que él creó los videoclips de música 50 años antes de MTV, que en 2003 la UNESCO nombró a su música Patrimonio Cultural de la Humanidad junto con la de Beethoven, Mozart, Maria Callas y Enrico Caruso. Caruso lo conoció en Montevideo y le dijo que cantaba como si tuviera una lágrima en su garganta”.
Si bien vive en Estados Unidos, Iversen tiene la costumbre de instalarse cada noviembre y diciembre en Buenos Aires: su barrio favorito es Villa Crespo, “el barrio de Osvaldo Pugliese, de las antiguas milongas, del bar San Bernardo y del... ¿cómo dicen ustedes? ¡Glorioso! Sí, el glorioso club Atlanta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada